Tiene unas dimensiones alargadas. Aparecen elementos y personajes gráficos. El personaje Arquidibujor está sentado de espaldas junto a un bote de pintura, señalando un artículo que está escribiendo un lápiz gigante. A la derecha, un lienzo que un pincel gigante pinta las palabras, 'Tus Dibujos Personalizados'. Dichas palabras sobresalen hacia un muro de fábrica de ladrillo con enfoscado en el que aparece escrito, 'Blog'. A la derecha una casa de proporción reducida junto con las flechas de eficiencia energética.

Portarretrato original rehabilitado con pintura al temple: ‘Verde vegetal’.

Este portarretratos rehabilitado quedó finalizado en el día de la fecha de publicación de este post. Lo hice como prueba realmente. Se trata de un portarretratos de madera y cubierto con cartón.
Por su aspecto final, la verdad que podría quedar como un portarretratos para bautizo, cosa que en realidad así fue.

Fotografía del portaretratos de cartón impreso, pintado con fondo en color degradado verde hacia amarillo, con tres elementos: un árbol en perspectiva, una flor color violeta blanqueado y una flor de loto.
Aspecto final del portarretratos finalizada su rehabilitación.

Índice de temas:

  1. Procedencia del objeto y medidas previas.
  2. Pintando con la clavícula derecha rota.
  3. Inspiración y cómo ejecuté esta rehabilitación.
  4. Características.

Si fuese la primera vez que accedes a este sitio web, te diré que he llegado a rehabilitar más objetos, distintos a este. Te recomiendo pinchar el botón de abajo, para acceder a la galería de murales que tengo:

▼ Por favor, valora este post. ▼

(Votos: 0 Promedio: 0)

Me pregunté: ¿qué tal si lo rehabilito con pintura al temple sobre esta superficie tan absorbente?
He de reconocer que no es que sea la mejor rehabilitación ni la mejor pintura que pudiera hacer, pero si continuas leyendo, lo comprenderás.

Procedencia del objeto y medidas previas.

Se trata de un objeto de segunda mano pero eso si, comprado. Y a saber quién ha sido el fabricante original, e incluso, quién ha sido el primer, segundo, tercer… propietario. ¿y si nos ponemos a pensar qué tipo de personas y usos le habrán dado al portarretratos?. No pasa nada, solo es un comentario para asustar a lectores obsesos. Pero son las características de los objetos adquiridos en venta ambulante.
Ante dicha procedencia, y también diciendo que este portarretratos no es que se encontrase en un estado perfecto, pues viene viejo y descascarillado (siento no haberle hecho en su día una foto del estado original antes de la rehabilitación, pues estoy escribiendo este post cuatro años después) y pensando sobretodo con una mente recelosa, tomé antes dos medidas previas (únicamente para preparar la superficie) antes de aplicar técnicas pictóricas:

  1. Desinfección: Al tener sobre el cartón una ligera capa de esmalte, pero muy deteriorado, aplicar primero un paño húmedo en agua con jabón para arrastrar la suciedad y posteriormente otro paño con agua diluida en lejía.
  2. Ligero lijado para eliminar dicho esmalte y dejar el cartón al descubierto. Ideal para una adherencia homogénea de posterior pintado.

Pintando con la clavícula derecha rota.

En la radiografía puede verse mi clavícula fracturada después de una operación donde se introdujo una placa de titanio junto a 6 tornillos.
Radiografía de mi clavícula rota y recién operada.

Y siendo yo diestro, he de contar que mientras lo realizaba, me encontraba en estado convaleciente sobretodo para lo que suelo ofrecer.
En la imagen puede verse la radiografía que me hicieron después de la operación de clavícula a la que fui sometido el 29 de Julio de 2015 (con su correspondiente armado en titanio), tras tener una caída en seco sobre el asfalto en la prueba ciclista de la Vuelta a Talavera, ya que hubo una «montonera» en el pelotón y arrollé a algo o alguien, salí despedido de la bici y caí al suelo sobre la zona del omóplato, pero sin hacerme ni un rasguño pero…
Cuento la historia porque este trabajito surge en gran medida gracias a este percance, durante el me recetaron 2 meses sin poder ejercitarme, aunque fue a partir de la segunda semana cuando decidí coger el portarretratos comprado tiempo atrás y que andaba sin uso alguno, y ponerme con su restauración. Por su tamaño y manejo, podía sostenerlo con la mano izquierda (la del brazo sin percances) mientras con la derecha lo pintaba a pesar de tener el brazo pegado al costado y sin moverlo (aunque con un mínimo de movilidad tras el paso de esas 2 semanas).
Y lo mejor, es que este trabajito, terminó siendo un bonito regalo.

De fondo un rectángulo blanco alargado con bordes a linea discontinua. Sobre este fondo, a la derecha frase: 'Tu Anuncio AQUÍ'. A la izquierda el logotipo de Arquidibujor.

Inspiración y cómo ejecuté esta rehabilitación.

Se trata del típico trabajo en el cual te la juegas por cómo puede terminar todo. Tenéis que en cuenta el estado en el que me encontraba y las ganas por poder hacer algo que me sacara de esa sensación de hastío que produce estar convaleciente sin apenas poder hacer nada. Lo primero que tuve que hacer es preparar la superficie de pintado tal como expliqué arriba. Por lo tanto, tuve que estar dando lija como pude con mi mano zurda que no es la mejor que sé usar. Y una vez listo, coger mis botes de temperas ya preparados e ir dando color conforme se me va ocurriendo.
En la mayoría de ocasiones se suele planificar que se quiere hacer. Pero lo que terminé haciendo fue una pintura instantánea en el cual se va pintando sin tener ninguna planificación previa.
Hay que reconocer que solo hay impuesta una condición que hace que no valga cualquier cosa: El portaretratos terminará portando la foto de un bebé. Pero aun así, la libertad sigue siendo casi absoluta:

  • Lo primero que hice fue hacer un fondo, mezclando colores al azar, pero donde si tenía que imponer una condición: deben ser colores vivos por quién va a alojarse dentro del marco. Esto es lo que recomiendo que se haga cuando pintas sin idea previa: el resultado es el que se ve en la imagen sin las cuatro figuras que aparecen. Al final, me dejé llevar por el color original que ya existía en el marco previamente e ir creando un degradado hacia uno de sus dos colores primarios: amarillo.
  • Una vez pintado el fondo, toca pintar cualquier cosa (bueno, todo, todo… no es el momento de la pintura abstracta, y ponerse con el pincel ancho a dar formas redondeadas como la serie «Symptomania» de Karin Davie), pero no todo vale aunque sea con trazo libre, ahora tenemos 2 condiciones: El bebé dentro del marco y el fondo. Decido por elementos con temática vegetal un tanto infantil, pero intentando que no sea tan evidente. Además aprovecho el amarillo para indicar la procedencia de la luz.
  • Y por último, no caer en el clásico alzado que podría caracterizar un dibujo infantil. Dado ya el fondo, di uno de los elementos que Salvador Dalí utiliza en sus composiciones: Una línea de horizonte junto a la perspectiva cónica.

Características.

De forma sencilla, las características de esta rehabilitación de Portaretrato son: restauración realizada con tempera y posterior barnizado, sobre madera y cartón de superficie a pintar, mediante pincel, y previo lijado para eliminar pintura antigua.

▼ Si te ha servido de ayuda o te ha gustado: COMPARTE. ▼

¡No te olvides valorar este post!.

(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

arquidibujor.es utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, me otorga su consentimiento para aceptar de las mencionadas cookies y la aceptación de mi política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies